El Patio de los Leones recupera su imagen de hace siete siglos

Tras diez años de obras de restauración, el Patio de los Leones de la Alhambra, uno de los espacios más emblemáticos del monumento granadino, ha recuperado una imagen muy aproximada a la original, la que disfrutaron los reyes nazaríes que lo mandaron construir hace siete siglos.
Patio de los Leones

Patio de los Leones

Los doce leones de la fuente, tallados en mármol blanco, han sido sometidos a un delicado proceso de limpieza en los talleres del Patronato de la Alhambra. La intervención consistió en retirar las gruesas costras calcáreas y retirar los elementos perjudiciales que se habían puesto con el tiempo. La taza de la fuente, debido a sus grandes dimensiones, ha tenido que ser restaurada en el mismo patio mediante la instalación de un taller temporal.

Tras la restauración del circuito hidráulico de la fuente se vio la necesidad de intervenir en el suelo del patio y en 2011 comenzó una excavación arqueológica que permitió constatar que en el subsuelo hay restos anteriores a la construcción del Patio que conocemos, en el S.XIV. Los leones volvieron en 2011, pero continuaba la restauración del patio, terminado este verano con la colocación en el suelo de grandes losas de mármol blanco de Macael (Almería).
Tras esta reforma, el famoso patio ha recuperado su aspecto de hace casi siete siglos, cuando fue mandado construir por el rey nazarí Muhammad V.